Page 4 - Visita Ronda
P. 4

Siguiendo la balconada al borde del Tajo hacia la derecha, podemos contemplar el
                      paisaje serrano transitando por el Paseo de los Ingleses (antiguamente comunicado con
                      los jardines del Hotel Reina Victoria). A la izquierda, otro pequeño paseo nos comunica
                      con los Jardines de Blas Infante.






                                                       PLAZA DE TOROS

















                                  Volviendo a la salida de la calle San Carlos, continuamos por la acera de la derecha
                      (números impares). A pocos metros nos tropezamos con las instalaciones de la Plaza de
                      Toros, propiedad de la Real Maestra de Caballería de Ronda, que es la institución
                      maestrante más antigua de España (1.572 por Felipe II). Un pequeño ensanche nos indica
                      que estamos en el lugar llamado El Picadero, donde contemplamos las estatuas de dos
                      insignes toreros, pertenecientes a otra Dinastía rondeña: Cayetano Ordóñez “Niño de la
                      Palma” y su hijo Antonio Ordóñez, cuyo recuerdo perdura en los aficionados a la fiesta
                      taurina, por haber sido dos grandes figuras de la tauromaquia contemporánea.



                                  Desde este lugar se puede apreciar la redondez de coso taurino que esconde la
                      fachada. La portada es monumental de estilo neoclásico con detalles barrocos: es un arco
                      de medio punto que se centra entre dos columnas. Sobre el arco de piedra existe un
                      balcón adintelado que defiende un bellísimo trabajo de forja con motivos taurinos. Arriba
                      podemos contemplar el escudo maestrante labrado sobre piedra. Es la “puerta grande”
                      por donde salen los toreros en los días de triunfo.



                                  Siguiendo nuestro recorrido por la redondez exterior del edificio, llegamos al rincón
                      de la puerta que da acceso al patio de caballos; por aquí podemos comenzar la visita
                      turística del interior de la Plaza, previo pago de la entrada correspondiente. Si bien este
                      coso taurino no es el más antiguo de España, su ruedo si es el más grande. Los toriles
                      están debajo de la Presidencia, hecho curioso porque en todas las plazas están
                      contrapuestos. Aquí se conservan, aún, los accesos a las gradas desde el ruedo,
                      recordando cuando los espectadores ocupaban la arena antes del espectáculo, hasta que
                      los alguaciles hacían el despejo. Tiene un Palco Real, que solo se abre cuando llega a la
                      Plaza un miembro de la Monarquía Española. Hasta hace poco existía un completo Museo
   1   2   3   4   5   6   7   8   9