VAMOS A LA PLAYA

Como venimos comprobando, este año tenemos o padecemos un vera nito de lo mas movidito. Calor (como es normal en este tiempo), un levantazo de mírame y no me toques, y de postre, tormentas en el mas amplio sentido de la palabra.
Como cada vez que llega el calor nos sigue dando pena el lamentable estado en el que se encuentran algunas de nuestras calles, sobre todo por el, o mejor dicho, los olores, que emanan de alguna de ellas.
De entre las mas fétidas, destacaremos una ubicada en la barriada del Olivar de las Monjas, más concretamente la calle Dr. Castilla del río. No sé como los vecinos soportan semejante olor. Sumemos a esto la gran cantidad de losas sueltas que hay por cualquiera de estos y otros acerados preparados para hacernos una zancadilla cuando menos nos lo esperemos.
Y la guinda del pastel de casi todo lo "bien" que nuestros gestores manejan los erarios públicos, está en como dilapidan nuestros dineros en hacer "cosas" que después no sirven de nada. Como ejemplo ahí está el "edificio de la polilla". Si yo trabajara en una entidad bancaria y utilizase mal los fondos de esta, seguro que al cuarto de hora me ponían de "patitas en la calle". Mas nos hubiese beneficiado que con estos dineros hubiesen arreglado algunas de nuestras calles.
Por cierto: ¿ Que pasa con el Centro Comercial Eroski. Esto sí que huele mal, y no presuntamente por la rotura de una cañería de aguas fecales precisamente. Como dijimos en cierta ocasión de este "tema" seguramente nunca sabremos lo que sucedió, sucede, o sucederá. A lo mas que se llegó a explicar, es que todo este lío está en los tribunales, eso sí, no sabemos hasta cuando. Es posible que antes de que se solucione el tema del Eroski, se haya inaugurado el nuevo hospital comarcal, cosa que sucederá tal y como van las cosas a mediados de este milenio, para entonces, lo primero habrá prescrito y lo segundo habrá quedado obsoleto.
Por cierto, que no se nos olvide que todas las mañanas, antes de salir de casa para el laboro, o de "picnic", o de lo que sea, debemos tener una hucha preparada a la entrada de la vivienda, donde todos antes de partir a sus diferentes obligaciones deben aportar algo de "pasta". Esta "caja de ahorros" la podemos rotular con un letrerito que diga: "Para cuando nos jubilemos", pues como se está poniendo la cosa ya mismo los pensionistas van a tener que alquilar algunas de las habitaciones de sus casas para subsistir. De ahí lo de la "pensión".... "Pensión de Pepe. Cama y comida a precios económicos", así seguirán siendo pensionistas... que a fin de cuentas es lo que le importa a la administración.
Y ahora a la playa. A despelotarse, a ponerse morenita o morenito y beberse una caña con un buen plato de "pescaitos fritos".
Disfrutemos mientras podamos... que el futuro se está poniendo mas difícil que alicatar el Puente Nuevo.

Atrás---Salir