RECREO EN EL PATIO DELL COMGRESO DE LOS DIPUTADOS

La historia se inicia el día 22 de Diciembre del pasado año cuando 4 compañeros de curso se encuentran en el patio del instituto "Congreso de los Diputados", dirimiendo cual de ellos será el próximo delegado de clase, teniendo en cuenta que ninguno de ellos a obtenido el apoyo de la mayoría de sus compañeros para su nombramiento.
El primero que nos encontramos se llama Mariano. Es el que cuenta con mas votos de los candidatos a delegado de su clase ante la dirección del centro, aunque le faltan apoyos para alzarse con el cargo. Conservador, o sea de "derechas", serio donde los haya y aunque no es un líder nato sus compañeros le siguen encantados. Sus detractores le llaman el "carca", y no pueden ni verle.
Este fue el anterior delegado y está deseando retomar su antiguo puesto, pero una "sombra" hace mella sobre su persona, y es que a algunos de sus compañeros de "batalla los han pillado copiando las preguntas de los exámenes que guarda el profe en su maletín y están expedientados y posiblemente sean expulsados del centro.
El segundo de estos se llama Alberto aunque sus amigos le llaman Rivera. Es nuevo en el instituto y viene de Cataluña. Este también es conservador, aunque menos que mariano, y además es mas comunicativo. Como es nuevo aún no tiene mote, pero por ahí se escucha que le llaman "el comodín", y al igual que los otros no puede ni ver a Mariano.
Vamos por el tercero. A este le llaman "Sánchez", y si por el fuera sería el director del colegio con tal de mandar a hacer "puñetas" a mariano, es que lo trae por la calle de la amargura,, para colmo de males le a retirado la palabra. Tanto es así, que no a sido expedientado por acoso por el canto de un céntimo. Este es mas de izquierdas y menos conservador y hace "migas" con el Rivera y con el Trampas.
Y ahora le toca el turno al cuarto y último. Se llama Pablo, aunque en el instituto lo conocen por el "protestón, el revolucionario o el trampas". Si por el fuera le pegaría fuego al "centro" y después montaría una comuna, eso sí, de gente riquísima, por que por supuesto, es de ultra izquierda hasta la médula, pero de tonto no tiene un pelo. Además trae a mal llevar al Sánchez, pues quiere ser delegado con él, y este sabe que adiós al curso i al instituto como unan sus apoyos. Sus amigos ya se lo han advertido.
Ya ven que el panorama es sombrío. Todos están que no se les puede ni hablar, y eso de llegar a un acuerdo es tan difícil como hacer que en EE. UU . gobierne un comunista.
Con el paso del tiempo comprobaremos lo que la vida les irá deparando cuando sean adultos, quizás alguno de ellos llegue a ser ministro, o quien sabe, hasta presidente del gobierno, y entonces que Dios nos proteja....
ya saben, que cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

Atrás---Salir