DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA Y OTRAS CUESTIONES MUNICIPALES.

Después del paréntesis vacacional de las navidades volvemos a la realidad de la vida diaria, y no nos sorprende encontrarnos de nuevo con que el juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha citado a declarar como imputada a la infanta Cristina el próximo 8 de marzo a las 10.00 horas por presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales. El titular del juzgado número 3 de Palma ha comunicado hoy la imputación de la hija menor del Rey en un auto de 227 páginas que ha notificado a las partes personadas en el proceso sobre las presuntas actividades corruptas del Instituto Nóos, que presidió el marido de doña Cristina, Iñaki Urdangarin. Esta es la segunda ocasión en la que Castro cita como imputada a la infanta Cristina, pero cuando lo hizo por primera vez en abril de 2013 suspendió poco después la citación posteriormente a que la Fiscalía Anticorrupción presentara recurso ante la Audiencia Provincial. La Audiencia dejó sin efecto la imputación pero apuntó nuevas líneas de investigación para averiguar si la infanta Cristina pudo incurrir en posibles delitos fiscales y de blanqueo desde la empresa Aizoon, de la que es propietaria al 50 % junto a su esposo.
Es curioso anotar que en un principio y a continuación de este hecho, que la fiscalía, los abogados defensores y del Estado y los responsables de Hacienda, cierren filas alrededor de doña Cristina, creando ante la opinión pública la desagradable sensación de que la justicia no es ciega, y más bien mira por ubn resquicio de la venda que cubre sus ojos a quien juzga.
A la hora en que escribimos nuestra opinión sabemos que algunas de las partes que iban a recurrir este auto del juez Castro se van a abstener aduciendo que sería bueno que Doña Cristina acudiera al juzgado para que ante el juez dejara clara su inocencia ante los hechos que se le imputan.
Ya beremos como se va desarollando este caso, aunque como se dice vulgarmente, "una mano sin otra no se lava", y compartiendo cama, comida y millones, del secreto de tan enorme fortuna se enteran hasta los ratones
Así, que perdónenmé ustedes la duda que me asalta al asentimiento de que Doña Cristina no sabía nada de los "trapicheos" en los que andaba metido su esposo.
En cuanto a las cuestiones municipales, primero vamos a las alabanzas. Un sobresaliente a la llegada de los Reyes magos desde los molinos del tajo. Un decorado insuperable para este acontecimiento lleno de ilusión para todos los públicos. Desde este humilde rinconcito, nuestra felicitación al comcejal de fiestas Vicente Becerra,por todo lo hecho sabiendo de la escasez de fondos en los que se mueve nuestro consistorio.
Lo que no nos gustó, fue la cantidad de caramelos pisoteados, que año tras año, y a modo de alfombra, deja la cabalgata de los Reyes Magos a su paso por las calles de nuestra ciudad. Pensamos que sería mejor cambiar los caramelos por otro tipo de regalos, al menos mas limpios y menos peligrosos, ya que a un servidor de ustedes le "arrearon" un caramelazo en la cara que si me dá en un ojo ni os cuento, y si esto le ocurre a un niño... despus vienen las lamentaciones.
Si los Reyes Magos hubieran tenido en el tiempo de Jesús que acercarse a adorar al Niño con el volumen sonoro que había en la Plaza de la Merced, le habrían mandado los presentes a través de una agencia de transportes. Ambientación sonora sí, pero el estruendo, que era un atentado contra nuestros oídos,no.

Atrás--Salir