SE ALQUILAN VIVIENDAS PARA FANTASMAS

Cuando se habla de la escasez de viviendas para familias con problemas de acceso a estas, aquí, en Ronda, creo que tenemos la tasa mas alta de disponibilidad de inmuebles preparados para "familias" un tanto peculiares.
Tanto el alquiler como el mantenimiento son totalmente gratuitos. Al no hacerles falta ni electricidad, ni agua potable, la oferta es inmejorable. Además, el problema de que no alteren su intimidad está casi garantizada. Esta oferta va indicada, como se habrán dado cuenta, a los "fantasmas" sin techo.
Ahora vamos a hacer una relación de los edificios disponibles para estos seres invisibles.
El primero que se nos viene a la cabeza, es el antiguo hospital comarcal. Es, creemos, Uno de los mas idóneos para estos seres de ultratumba. Abandonado y lleno de roedores y felinos, ya me dirán.
Vamos con el siguiente. El colegio salesiano de "El castillo". Lleva cerrado este impresionante inmueble unos 20 años y el futuro que le espera es muy halagüeño para el personal invisible que lo habita desde hace ya dos décadas. Si la SRA. marquesa de Moctezuma hubiese sabido que parte del gran solar de esta propiedad se utilizaría como parking, seguramente lo habría dejado en herencia para otros menesteres.
Vamos ahora con otros dos edificios, que como el anterior pertenecen a la entidad bancaria Unicaja. Estos son: el antiguo colegio Sgda. Familia y el colegio San Francisco Ruedo Alameda. Otros dos centros escolares cerrados.
Prosigamos con los que son de propiedad municipal y que como los anteriores el estado de abandono es palpable. El edificio del Mueble Rondeño (Denominado popularmente como el "edificio de la polilla". Es que en nuestro ayuntamiento son tan ecologistas que se gastan un "pastón" en hacer un edificio de madera para que estos insectos y la carcoma puedan anidar y alimentarse), y el albergue municipal, cerrado y tapiado.
No se nos puede olvidar el Centro Astronómico, que junto con el de la "polilla", nunca llegaron a inaugurarse.
También, y en forma de epílogo, están los terrenos del campo de fútbol, envueltos en el halo del misterio de la construcción de un Eroski, que creemos, vistas como está la cosa, nunca se construirá.
Y colorín, colorado, este cuento aún no se ha acabado...
Por cierto, los fantasmas invisibles son inocuos; los que son preocupantes son los de carne y hueso.

Atrás
Salir