La barca de Caronte

 

Imagen de el paso a la muerte

La muerte: Final o principio de la "Vida".

Son muchas las culturas en las que el culto a la muerte tiene un papel muy importante dentro de la sociedad. Así vemos como queda reflejada desde la prehistoria hasta nuestros días esta manifestación de respeto hacia lo que significa la muerte construyendo grandes monumentos funerarios. Desde los dólmenes hasta los barrocos mausoleos, en donde entre imágenes de mármol de ángeles y santos, se da sepultura a los familiares fallecidos.
Sirva de ejemplo el Taj Mahal. Este lujoso mausoleo fue construido por el príncipe Mogol Sahal en honor de la princesa MumDaz Mahal, de la que estaba apasionadamente enamorado y que murió a los 34 años de edad cuando se encontraba dando a luz a su decimotercero hijo. O el mausoleo de Qin Shi Huang, en donde su féretro es custodiado por más de siete mil figuras de soldados de tamaño real esculpidos en terracota , y que entre sus singularidades está la de que no hay dos figuras idénticas.
Desde los Mayas a los egipcios, griegos y romanos, y todo pueblo que se precie, la cultura que envuelve al misterio del "más allá" no deja de impresionarnos. Todas las creencias nos hacen ver la muerte, no como un final, sino como un principio, donde liberados de la "carne" y lo que ello comporta, seremos plenamente felices junto al "ser" supremo que nos creó. Es también misteriosa la casualidad de que dos culturas tan distantes como la de los Mayas y los egipcios compartieran el mismo tipo de construcción piramidal para celebrar sus ritos y dar sepultura a sus dignatarios, o mejor dicho, prepararlos para el viaje al otro mundo.
Ahuyentar de nuestros pensamientos la realidad de que nuestra existencia es finita, es como querer negar que en el mar hay olas. Es nuestra compañera de viaje desde que nacemos, y que yo sepa aún nadie le a dado esquinazo. Mediums y parapsicologos, entre otros, han intentado subirse en la barca de Caronte, para cruzando la laguna Estigia acceder al reino de Hades y así ponerse en contacto con nuestros antepasados. La psicofonías, la Wija, cámaras infrarroja detectoras de movimiento y temperaturas, y un sinfín de aparatos muy sofisticados son los medios, con los que a forma de "barca", los estudiosos de estos temas se valen para pasar del reino de los mortales al de los inmortales. Pero llegados a este punto no pensemos que el tema de estudio riguroso de "la parca" es exclusivo de nuestro tiempo. Desde que el hombre como tal existe, y sin caer en supersticiones, supercherías, trucos de magia ni parlanchines televisioneros,, han sido muchos los que a través de la historia se han dedicado a estudiar y reflexionar sobre este tema, despojándolo del morbo y la animadversión que muchos tienen a hablar de las experiencias o vivencias que ellos, u otros conocidos,han tenido.
Sólo nos resta reseñar como desde nuestra cultura popular, cada país, región, pueblo o aldea, el día de los difuntos se conmemora de una manera singular, y a sí, al mismo tiempo que en Galicia se nos habla de la "procesiom de las ánimas", en otros lugares se pasea a los seres queridos dentro de un ataúd descubierto como agradecimiento a la muerte por no haberse llevado a ese familiar, que seguramente se libró de una enfermedad o de un accidente mortal.

Imagen mitológica de Caronte

Atrás---Salir