EL BOTELLÓN

Hay cierto número de adolescentes entre 13 y 18 años que practican el conocido "botellón" que consiste en que un grupo de amigos se juntan en la calle para consumir bebidas alcohólicas como la cerveza o el Martini, ginebra, vodka, o lo que encarte.
Quienes justifican esta forma de "diversión" lo hacen aduciendo que ir de copas a bares o a pubs es demasiado caro para la precaria economía de estos"niños", y por ello acuden a "la botellona" para, bajo mi punto de vista, desde su falta de madurez y su inconsciencia, tratar de ser como los adultos, que en la mayoría de las ocasiones, las relaciones interpersonales o sociales, las hacemos ante una cerveza.
En nuestra ciudad, y no deja de ser curioso, se inauguran cada vez mas bares y se clausuran otro tipo de comercios. Se deduce pues, que es posible que acudamos mas a estos negocios.
Pero, no divaguemos. El tema de los menores y el alcohol es lo suficientemente serio como para no detenerse y reflexionar sobre este. Cada vez la edad en que estos adolescentes literalmente se "emborrachan" se asoma más a la pre adolescencia, creando en alguno de ellos la dependencia al alcohol.
Y para muestra bien vale la información que insertamos:
"La menor de 12 años que murió el pasado martes en el Hospital 12 de Octubre como consecuencia de un coma etílico tras un botellón en San Martín de la Vega había sido trasladada en ocasiones anteriores por la Policía Municipal a su casa en estado ebrio. Así lo atestiguan los amigos y fuentes de la Policía Local de este municipio".
En cuanto a las responsabilidades, la Ley es muy clara `, y en este y otros problemas que atañen a los menores nos encanta "echar balones fuera". Que la culpa la tiene la sociedad, el centro escolar,etc., aunque todos sabemos que los primeros en ser responsables de la educación y tutela de los menores es exclusiva de los progenitores.
"En al menos dos ocasiones a lo largo de este año los agentes encontraron a la fallecida muy bebida y con dificultades para andar, por lo que estos decidieron trasladarla a su domicilio. En ambos casos se les informó a los padres y se les aconsejó que controlaran a la menor".
Como se comprobaría mas tarde, el "consejo" no se tomó en cuenta. Y después,y ya sin remedio, llegan las lamentaciones.
Sería interesante que vieran este vídeo de una de las conferencias del juez del Tribunal de Menores, D. Emilio Calatayud:

Conferencia D. Emilio Calatayud

Atrás

Salir