Ronda y sus basuras

Cubito de con carita amarilla

LAS BASURAS DE RONDA

Si se te ocurre, por casualidad, arrojar tus residuos al contenedor fuera de las horas establecidas a tal fin, ya sabes que te expones a que te sancionen. En parte la multa tiene su sentido, teniendo en cuenta los malos olores que estos residuos producirían allí acumulados durante 24 o 48 horas.
Pero mi crítica más absoluta viene cuando, primero, los contenedores huelen fatal aunque estén vacíos o llenos ; segundo, no se tiene la preocupación de los usuarios por cerciorarse de que las bolsas que contienen los residuos orgánicos, estén bien cerradas;; tercero, la distancia, a veces excesiva, a la que se encuentran los contenedores, haciendo que tengamos que dar un largo y dificultoso paseo antes de depositar nuestras basuras; cuarto, estos acumuladores de nuestros deshechos, están tan sucios, que es una temeridad desplazar las tapas con nuestras manos desnudas,, pues si tenemos alguna pequeña herida en estas, ya os lo podéis imaginar....; y quinto y último, mucho que alardeamos de que Ronda es un destino turístico por excelencia, pero la impresión que se llevarán nuestros visitantes cuando pasen cerca de un grupo de contenedores sucios y pestilentes , ya me dirán..., y además lo de solucionar el problema sanitario que acarrean los urinarios caninos, nada de nada.
Este es un tema que ya hemos tratado en esta sección muchisimas veces, pero a los responsables municipales, por lo que sabemos, les importa un pimiento la insalubridad pública que representan estas cuestiones.
La realidad sea dicha, es que siguen subiendo los impuestos y bajando los servicios. La "casta" política merma a su antojo las arcas del estado y a nosotros, los "paganini", nos toca reponer a base de encoger nuestros salarios sus absurdas ocurrencias, como la de poner en algunas calles del casco histórico unas macetas, que al no regar debidamente se han quedado mustias. Mas rentable hubiese sido reparar el empedrado de esas callejuelas, que más se parecen a un camino de cabras, que a las calles por donde antaño pasearan D. Vicente Espinel o D. Pedro Romero.


Atrás---Salir