ALÍ BABÁ Y LOS 40.000 LADRONES

A más de un político, empresario u otro responsable de lo que encarte, cuando sale a la luz pública lo evidente, o sea que han metido la mano en la caja llenándose los bolsillos con dinero ajeno, les está pasando como a los niños pequeños que han pillado comiendo chocolate, y que con las manos pringosas y los labios manchados de esta golosina, niegan lo evidente, aunque eso sí, hasta que no sean formalmente condenados solo son "presuntos".
¡ Que vergüenza !. Es raro que un día sí y otro también no nos encontremos con la noticia de que a tal o cual personaje (la mayoría son políticos o viven de esta) lo han investigado, y de resultas de esta se le acusa de haberse apropiado indebidamente de unos cuantos milloncejos de euros como si fuera un suceso sin importancia.
¿ Van a prisión ?... ¿ Devuelven el dinero sustraído?... ¿ Se les embargan los bienes ?...
Anoche en la TV emitieron varios reportajes, pero uno de estos me llamó la atención por el asunto que abordaba, que no era otro que la pesca ilegal. En este se visionaba como una patrullera de la guardia civil, en el cumplimiento de su deber, abordaba a una pequeña embarcación y detenía a su propietario por llevar a bordo el producto de una pesca ilegal (pulpos).
La sanción consistió en una multa de 6.000 euros ( que al ser insolvente el pescador furtivo, queda sin efecto) y la requisa de la pequeña barca. Desprovisto de esta última se pretenderá que este hombre no vuelva a delinquir, aunque a lo peor ante la necesidad de llevar algo de dinero a su casa para alimentar a su familia, esta persona cambie los artes de pesca por otros mas peligrosos...
Y así nos va , si se sustraen millones te llaman ladrón y aunque vayas a la cárcel, de lo sustraído, nada de nada; pero si se te ocurre pescar pulpo sin tener licencia, no te queda ni para tabaco.

Atrás---Salir