Chaparrón en Ronda

¡ AGUA VÁ ! (Música de fondo Pablo Guerrero )

 

Tú y yo, muchacha, estamos hechos de nubes

pero ¿quién nos ata?

Dame la mano y vamos a sentarnos

bajo cualquier estatua

que es tiempo de vivir y de soñar y de creer

que tiene que llover

a cántaros.

Estamos amasados con libertad, muchacha,

pero ¿quién nos ata?

Tu en tu barro dispuesto, elegido tu sitio,

preparada tu marcha.

Hay que doler de la vida hasta creer

que tiene que llover

a cántaros.

Ellos seguirán dormidos

en sus cuentas corrientes de seguridad.

Planearán vender la muerte y la paz.

¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?

Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian

que la siesta se acaba

y que una lluvia fuerte, sin bioencimas, claro,

limpiará nuestra casa.

Hay que doler de la vida, hasta creer,

que tiene que llover

a cántaros.


A finales de los años 70 aparece con energías renovadas "la canción protesta". Cantautores como Massiel, Rosa León, Serrat, o Labordeta, y grupos como Jarcha o Aguaviva, entre otros muchos cantan a la libertad y a la democracia, como el inicio de un huevo "tiempo" y una nueva forma de regir nuestras vidas.
Entre estos cantautores está Pablo Guerrero. con su canción "A Cántaros" nos hace una alegoría a la necesidad de que caiga un fuerte aguacero sobre nuestra casa (España), que "limpie lo viejo ", y dé paso inevitablemente a lo "nuevo", la libertad.
Hoy, casi cuarenta años después de estos "movimientos protesta", vuelven a resonar por nuestras calles las voces de los indignados. Ahora no es a causa de la falta de libertad, más bien por el mal uso que algunos de nuestros políticos han hecho de este derecho. Llega hasta tal punto nuestra indignación que hablar de gobernantes es decir corrupción. La verdad es que ya estamos hartos del palabrerío barato y vacío de tanto predicador de causas ajenas, porque predicar el ayuno con el estómago lleno es muy fácil.
Ahora van a situar unos cordones policiales para proteger los derechos de los que gobiernan, mientras a nosotros nos colocan otro cordón para acallar nuestra decepción ante la "partidocracia", que es la que en este pais nuestro, corta,exporta y vende nuestro "bacalao", y porsupuesto coloca a sus correligionarios pagandoless con unos sueldos de infarto.
Hace falta que de forma pacífica, al igual que hace ya algunos años, vuelva a llover "a cántaros" sobre nuestra "casa", a ver si este aguacero deja un poco más limpia la escena política, se impone la ley, el orden y el servicio a la sociedad que es lo que les exigimos cuando ejercemos el derecho a votarlos.
De lo contrario, y creo que muy a pesar nuestro, las próximas elecciones las va a ganar la abstención, pués lo que ahora mismo se "cocina" entre los partidos políticos de este país huele a rancio y nos sabe peor, creemos que la materia prima está caducada.

El Arcano.

Atrás---Salir