balance navideño

Algunos rondeños se han quejado de lo pobre que iba este año la cabalgata de SS. MM. los Reyes Magos, pero teniendo en cuenta que los fondos municipales destinados a estos menesteres son mas bien escasos, demasiado bien se presentaron ante los niños. Para estos últimos, que son los verdaderos protagonistas de estas fiestas, poco inporta si hay mas pajes o mas bandas de música, con coger ub puñado de caramelos de tal o cual rey, ya son felices. Pero lo triste del caso, es que al paso que vamos en los años venideros no sabemos que tipo de cabalgata nos van a presentar. La de este año fue "mini", así que la del 2018 puede que sea "exprés". Para los niños la ilusión cubre la realidad con la ilusión, pero no para los adultos, que seguimos comprobando como suben los impuestos y menguan los servicios.


Año a año, el verdadero espíritu de la Navidad se nos va diluyendo a los que la vida nos va llenando el alma de añoranzas. Sitios vacíos en nuestras mesas de los que ya no están, empachos de tanto polvorón, alfajor y comilonas a la fuerza imposibles de digerir.
Echamos de menos aquellos años en los que un grupito de rondeños se paseaba por nuestras calles cantando villancicos.
Se nos mezclan tantas vulturas y tradiciones queaquel sentido primigenio de estas fiestas deja paso inexorablemente al nmas puro afán consumista, olvidandonos de los que, pasan estas fiestas en la mas absoluta soledad.
No sabemos la razóm de la ausencia de la megafonía que en anteriores celebraciones llenaba nuestra calle de la "Bola" de villancicos, pero la verdad es que hemos notado su falta ambientando la navidad.

Y después de las fiestas volbempos a la cotidianidad. El "cole" para los mas jovenes y el "vurre" para el que tenga la fortuna de tenerlo.
A ver si tenemos suerte, y este nuevo año se reparan las "goteras" que sufre nuestro monumento mas emblemático, o sea, nuestro Puente Nuevo, y además, también haría falta reparar sus acerados, que están hechos cisco.
Ronda, la ciudad de las "baldosas" rotas. Hay que ver como están la Plaza de España y la del Socorro... que verguenza. Y no dejemos atrás a nuestra Alameda del Tajo...
A ver si a nuestrosediles les dá por buscar el significado de la palabra "mantenimiento", pues eso es lo que hace falta en muchas de nuestrascalles, plazas y monumentos.

Tenemos conocimiento en principio, que a lo mas tardar en tres meses el nuevo hospital comarcal estará al cien por ciento de su funcionamiento, falta saber si después tendremos que ir del viejo al nuevo buscando la consulta, la habitación donde hay ingresado un familiar, o a saber qué "cosa" aún no se haya trasladado al nuevo edificio. Ya nos iremos enteranndo.
Por cierto, que parece que la única razón de la celeridad por la inauguración de este nuevo hospital, ccomo casi siempre, es la dichosa foto de familia "politica". De ahí la propaganda a bombo y platillo a cargo de la actual corporación municipal, y como si de una afectación de amnesia temporal, se nos hubiese olvidado que llevamos mas de una década esperando que se inaugurara este serviccio, y que en este proyecto han estado implicados todos los partidos políticos y no solo el PSOE, quien ahora quiere llevarse toooodos los laureles.
Los triunfos tienen miles de "padres" y los fracasos siempre se quedan huérfanos, que le vamos a hacer.

Nosotros, desde este rinconcito seguiremos a la "carga", a ver si por pesados nos hacen un poquito de caso, que tamoco estamos pidiendo la Luna.


Atrás
Salir