Refranero popular

REFRANERO POPULAR

A través de la historia, la sabiduría popular ha sabido plasmar en los refranes las experiencias cotidianas de la vida de sus autores.
Así, la salud, los animales, el campo, la meterología, Etc.... Han visto reflejado en el refranero español la importancia de las comclusiones a las que llegaron estos refraneros, y que gracias a la transmisión oral han llegado hasta nuestros días.


Más sabe el tonto en su casa que el listo en la ajena.
Agua por San Juan quita vino y no da pan.
Suegra, Abogado y Doctor, cuánto más lejos mejor.
La mejor palabra es la que no se dice.
El Señor le da pañuelos al que no tiene narices.
Lo malo viene volando, y lo bueno cojeando.
El que no anda no tropieza.
Cielo a corderos, agua a calderos.
Cielo a lana, si no llueve hoy lloverá mañana.
Cielo aborregado, a los tres días mojado.
Cielo aborregado, suelo mojado.
Cielo borreguero, vendaval o agua del cielo.
Cielo de junio, limpio como ninguno.
Cielo empedrado a las veinticuatro horas mojado.
Cuando da muchos frutos el manzano, podrás agarrarlos con la mano.
Cuando el arco iris se ve, o ha llovido o va a llover.
Cuando el cuquillo canta, tan pronto sol como agua.
Cuando el sol se pone cubierto, o lluvia o viento.
Cuando en abril truena, noticia buena.
Cuando llueve en agosto, llueve miel y llueve mosto.
Cuando llueve y graniza hace la vieja longaniza.
Cuando llueve y hace frío hace la vieja su vestido.
Cuando llueve y hace sol baila el perro y el pastor.
Cuando llueve y hace sol hace la vieja el requesón.
Cuando llueve y hace sol sale a paseo el caracol.
Cuando llueve y hace sol sale el arco del Señor.
Cuando llueve y hace viento quédate adentro.
Cuando marzo mayea, mayo marcea.
Cuando mengua la luna no siembres cosa alguna.
Cuando viene la golondrina el verano está encima.
Cuando vuela bajo tiempo frío anuncia el grajo.
Después de la tormenta viene la calma.
El que en abril riega en mayo siega.
El sol de enero poco duradero.
El sol de marzo temprano es para el campo muy sano.
En abril aguas mil y todas caben en un barril.
En abril y en mayo no dejes en la casa el sayo.
En agosto y en enero no tomes el sol sin sombrero.
En el mes de San Juan al sol se cuece el pan.
En enero bufanda, abrigo y sombrero.
En enero enciende la abuela el brasero.
En enero ni galgo lebrero, ni halcón perdiguero.
En enero se hiela el agua en el puchero.
En febrero busca la sombra el perro; a finales, que no a primeros.
En febrero loco ningún día se parece a otro.
En junio hoz en puño.
Febrerillo, mes loquillo.
Febrero, el corto, el peor de todos.
Febrero loco y marzo otro poco.
Febrero, rato malo y rato bueno.
Febrero, siete capas y un sombrero.
Febreruco es loco, unas veces por mucho y otras por poco.
Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo y si junio es ruin hasta el fin.
Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo y para más seguro hasta el cuarenta de junio.
Invierno frío, verano caluroso.
Invierno que mucho hiela cosecha de fruto espera.
La primavera la sangre altera.
Marzo marceador, de noche llueve y de día hace sol.
Marzo marzuelo, un día malo y otro bueno.
Marzo ventoso y abril lluvioso hacen de mayo florido y hermoso.
Mayo frío, año de mucho frío.
Por San Juan los días comienzan a acortar.
Por San Matías se igualan las noches y los días.
Por septiembre quien tenga trigo que siembre.
Septiembre o seca las fuentes o se lleva los puentes.
Si marzo no marcea, abril ventisquea.
Si no llueve en febrero ni buen pan, ni buen centeno
En el lodo no cae mancha.
Abriga bien el pellejo si quieres llegar a viejo.
Quien tiene mucha pimienta hasta en las coles la hecha.
Cual más cual menos, a abusar todos pendemos.
En la casita y con candela todo el año es primavera.
Por mucho trigo, nunca mal año.
En la mujer la sal es el aliño principal.
De pan ajeno migar mucho.
El mundo es un tira y afloja, para que unos rían otros lloran.
Dame donde me asiente, que yo haré donde me acueste
Quien se afeita y no bebe vino, o no tiene dinero, o no tiene amigos.
Con las cosas de huerta, no reza la cuaresma.
El caudal de la labranza siempre rico de esperanza.
Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo.
Donde muchas cosas hay, de todas hay: buenas y malas, grandes y chicas como en botica.
En viendo belleza todo hombre tropieza.
Quien nada en la abundancia, lo mismo vive aquí que en Francia.
De la olla de San Francisco, comen cuatro y comen cinco.
Escrito está en la palma lo que tiene que pasar el alma.
Hasta la Ascención, no te quites el ropón, y después, quita y pon.
En tiempo de hambre no hay mal pan.
Amigos que no dan y vecinos que no prestan, quedar mal poco cuesta.
Buen abogado, mal vecino.
Cada hijo de vecino tiene sus hechos por padrino.
Cada uno quiere llevar el agua a su molino y dejar en seco el de su vecino.
Cada uno trate de su oficio y deje el del vecino.
Casa de esquina, para mi vecina.
Casa de esquina, para mi vecina; aunque no enseña eso la medicina.
Cierra tu puerta y alaba a tu vecino.
Con ayuda del vecino, mató mi padre un cochino.
Con buen vecino, casarás tu hija y venderás tu vino.
Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.
Del buen vecino sale el buen amigo.
Diga mi vecina y tenga mi costal harina.
El hombre mezquino, en cada barrio es vecino.
El que no tiene casa, adonde quiera es vecino.
El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
El que tiene tejado de vidrio no le tira piedras al vecino.
El rey y el camino, mal vecino.
En casa de mi vecino, cuando no hay para pan, hay para vino.
En gran aprieto, espera más del vecino que del nieto.
Fía en la quina, y no en el ensalmo de tu vecina.
Hijo casado, vecino airado.
La buena cocina a la pobreza tiene por vecina.
La cabra de mi vecina más leche da que la mía.
La gallina de mi vecina siempre es mas gorda que la mía.
La manzana podrida pudre a su vecina.
La que quisiera hacer mejor pan que su vecina, amáselo con agua y no con harina.
La vecindad es fuente de amistad.
La viña entre viñas y la casa entre vecinas.
Las faltas del vecino hanse de conocer, no de aborrecer.
Las zorras y las gallinas, malas vecinas.
Llave en cinta hace buena a mí y a mi vecina.
Lleva siempre tu camino, y no mires nunca el de tu vecino.
Lo que hagas en la cocina, no lo puede ver la vecina.
Mal me quieren mis comadres, porque les digo las verdades; bien me quieren mis
vecinas, porque les digo las mentiras.
Malos vecinos son pero y sino.
Más te sacará del apuro un real tuyo, que un duro del vecino.
Más vale buen vecino que pariente ni primo.
Más vale el vecino cercano que el pariente lejano.
Mejor con tu enemigo que con tu vecino.
Mejor me sabe en mi casa un canto de pan que en la de mi vecino un enorme faisán.
Mejor que gruña el cochino que los hijos del vecino.
Murmura la vecina de la casa ajena y no murmura de la suya que se le quema.
Nadie ponga al fuego su olla vacía esperando que el vecino se la llene de carne.
Ni abad por vecino, ni fraile maitino.
Ni fraile por amigo, ni clérigo por vecino.
Ni río por vecino, ni viña junto al camino.
Ninguno que beba vino llame borracho a su vecino.
No hay mejor vecina que tu cocina.
Pan y vino, un año tuyo y otro del vecino.
Peléate mejor con los parientes que con los vecinos.
Por mas gorda que sea la gallina, ha menester a su vecina.
Por rica que sea Marina, ha menester a su vecina.
Por un mal vecino, no deshagas tu nido.
Pueblos vecinos, mal avenidos.
Puerta abierta, vecino que entra.
¡Qué buenas sois mis vecinas!, pero me faltan tres gallinas.
Quien el puchero del vecino quiere probar, deje el suyo sin tapar.
Quien quiera mal a su vecina, déle en mayo una sardina.
¿Quién es tu hermano? El vecino más cercano.
Quien se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
Quien tiene el tejado de vidrio, no tire piedras al de su vecino.
Quien tiene pan y tocino, ¿a qué quiere pleitos con su vecino?
Razona con tu vecino y lo harás tu amigo.
Refrán es muy antiguo que es gran mal el mal vecino y más si es de tu oficio.
Rigurosa justicia de la crueldad es vecina.
Río y camino malos vecinos.
Río, señor, horno, mulo ni molino, no lo tengas por vecino.
Si a tu vecino quieres mal, mete las cabras en su olivar.
Si el alcalde corta pinos, ¿qué no harán los demás vecinos?
Si hay concejal por vecino, siempre tendrás buen camino.
Si quieres saber quien eres, pregúntalo a tu vecino.
Si tu vecino te alaba y felicita, en algo te necesita.
Va la moza al río, calla lo suyo y cuenta lo de su vecino.
Vecina de portal, gallina de corral.
Vecina emprestadera, hace mala alhajera.
Vecina, bocina.
Vecino de pueblo, ciudad quiere.
Vecino que no presta y cuchillo mangorrero, que se pierda, ¿qué va en ello?.
Veis en el ojo del vecino una paja y en el vuestro no veis una tranca.

Atrás---Salir